Actualidad de la Asociación

Actualidad de la Asociación

Actualidad de la Asociación

La revista electrónica Consumer del Grupo Eroski entrevista a José Carlos Martín

28 Julio 2006
Consumer posee 1.799.751 usuarios únicos (suscriptores), tiene 2.398.670 visitas y han sido leídas 7.471.751 de sus páginas, según la OJD (Oficina de Justificación de la Difusión.).

Dentro de pocos días, será publicada la entrevista que le han realizado al presidente de Marinas de Andalucía, dentro de un reportaje que dedicarán al Turismo Náutico y el consumidor.

Adelantamos el contenido de la entrevista que se puede descargar del fichero adjunto:

-¿Se ha constatado un auge del turismo náutico, en los puertos deportivos?

El turismo náutico ha experimentado un espectacular auge a la par que ha mejorado el nivel de vida de los españoles. De ser una actividad reservada a las elites, ha pasado a ser algo común y propio de la clase media. No siendo raro, es más, es bastante común que varios amigos sin el suficiente poder adquisitivo como para poseer barco propio individualmente, lo puedan adquirir entre dos o tres como mucho. Haciendo cuentas, a medio plazo, sale más rentable tener una barco para las vacaciones que la suma de los viajes, alquileres, etc. de varios años.

Lo dicho es aplicable a la actividad náutica deportiva que es la que ha propiciado el turismo náutico en la misma medida en que se ha ido socializando.

Encontramos, fundamentalmente, dos perfiles del consumidor de turismo náutico. Los que poseen barco y los que no, aunque puedan permitírselo como hemos visto. Estos últimos lo realizan mediante el alquiler. Prueba de ello ha sido la increíble proliferación de empresas dedicadas al charter (alquiler de embarcaciones con o sin patrón).

-¿Qué evolución han experimentado los puertos deportivos: han ampliado los servicios, se han especializado en algunos clientes…?

De ser meros aparcamientos para barcos y debido a la mayor demanda de calidad de los clientes, al respeto por el medio ambiente y a la competencia, los puertos han ido incrementando sus servicios y la calidad de los mismos. No ya los específicos y propios del mantenimiento de las embarcaciones sino los dirigidos a los usuarios y clientes. Indiscutiblemente, la iniciativa privada ha sido el motor de esta revolución en paralelo a la experimentada por el turismo en general.

El cliente busca calidad y diferenciación y eso es lo que les ofrecemos en una decidida evolución, buscando constantemente nuevas fórmulas de satisfacción. Servicios totalmente ajenos, hasta hace poco, a los portuarios, se incorporan como un atractivo más. Desde reservas de restaurantes, visitas turísticas, etc. hasta alquileres de vehículos por citar algún ejemplo. El puerto es ahora uno de los mayores promotores de la zona donde se ubica.

Sobre la especialización, responderemos en la siguiente pregunta.

-¿Existe un perfil del turista náutico: familias, jóvenes, gente con mucha o poca experiencia en la navegación…?

Empezaríamos por hablar de los perfiles de la actividad náutica que variará en función del tipo de puerto que se trate. La clase media y media-baja representa entre el 70 y el 90% de nuestros clientes. En algunos puertos, llega al 100% y en otros, especializados en grandes esloras y embarcaciones, la cifra se invierte, pero son los menos.

El usuario de la actividad náutica se divide prácticamente en dos grupos. El deportivo de competición, fundamentalmente joven o muy joven y el que práctica su actividad como ocio. En este segmento, encontramos todas las edades y perfiles, desde ancianos amantes de la navegación en solitario hasta familias o grupos de amigos que necesitan del barco para llevar a cabo su afición: vela, submarinismo, etc., el puro placer de navegar o pasar un día de baño.

En poco se diferencia el turista náutico. Quizá la diferencia radica en que este practica la actividad durante las vacaciones y el otro durante todo el año.

Ya hemos visto la especialización en barcos de gran porte y eslora. Podemos añadir que hay puertos que se centran en el submarinismo, otros en el avistamiento de cetáceos y otros, principalmente en actividades deportivas y en la competición, sobre todo de la vela o de la pesca. Todo ello está en función del entorno del puerto que propicia esas actividades, pero no podemos afirmar lo dicho taxativamente, en todos los puertos se pueden encontrar la mayoría de estas actividades con tendencia hacia una de ellas.

-¿El grado de ocupación de los puertos deportivos es satisfactorio? (si existen cifras me gustaría que me facilitaran)

Satisfactorio no es. Es total, la ocupación es del 100%. Por eso, decimos que no es satisfactorio. Existe una mayor demanda que oferta, la flota nacional de embarcaciones es muy superior al número de atraques.

-Valoración del sector de puertos deportivos: qué se podría mejorar, qué ha mejorado en los últimos años…

Las mejoras se centran en las infraestructuras de las instalaciones y en calidad y variedad de los servicios que se ofertan a los clientes. Se ha prestado un especial interés por el respeto al medioambiente, en el que vamos por delante de las exigencias legislativas. El nivel de los puertos deportivos españoles gestionados por la iniciativa privada (incluidas las empresas con participación munipal) es muy alto.

Fundamentalmente hay dos caminos que nos quedan por recorrer. Por un lado, el incremento del número de atraques para satisfacer a la demanda existente. Aquí, habría que destacar la necesidad de puertos especializados en grandes barcos. Un turismo de elite que deja mucho dinero en la cuenta final de nuestro PIB y que estamos perdiendo.

En segundo lugar, una normativa común para todo el territorio nacional. El Estado de las Autonomías ha propiciado una maraña legislativa, incluso con vacíos legales, y, sobre todo, una falta total de unidad de criterios.

Y, para finalizar con la pregunta, el caballo de batalla de la Náutica Española con mayúsculas. El gravamen impositivo que es el más alto de los países de nuestro entorno, por no decir mundial. En los demás países de la Unión Europea es una actividad que se fomenta desde las administraciones. En España, entre los impuestos estatales de los barcos y los cánones y tasas que algunas autonomías aplican a los puertos deportivos, van a matar a lo que podría convertirse en uno de los nuevos huevos de oro del turismo. De hecho, los países cercanos (Portugal, Marruecos, Túnez, Francia, el mismo Gibraltar) se están aprovechando de esta circunstancia y vemos como parte de nuestra flota emigra a esos puertos.

-Me gustaría que comentara los precios de los servicios de agua, gas, electricidad, combustible… de los puertos deportivos. Es decir, si se paga por cada servicio que se utiliza, qué incluye el precio del amarre, si incluye la revisión mecánica o sólo el amarre.

Más que amarre, habría que hablar de estadía, que es lo mismo que decir estancia aunque en lenguaje marinero. El amarre es el lugar donde realiza la estancia la embarcación y puede ser de varios tipos: de punta de costado, en finguer, fondeado, etc.

Esta circunstancia es la primera que condiciona el precio que se cobra por este que es el principal servicio. Normalmente, en embarcaciones de medianas y pequeñas esloras, tanto el agua potable como la electricidad están incluidas en el precio de la estadía, pero depende del puerto que se trate. También, es una costumbre extendida que el enlace inalámbrico (wii-fi) con Internet se ofrezca gratuitamente.

En función de la calidad y posibilidades del puerto, los servicios de marinería, meteorología y vigilancia 24 horas son servicios por los que no se cobra una tarifa adicional. En ese mismo sentido, el parking de vehículos puede estar añadido como servicio básico de la estadía, sobre todo para los barcos que tienen base en el puerto que presta el servicio y, en función de la disponibilidad, para los transeúntes.

Para que se pueda hacer una idea, la estadía de un barco de mediana eslora (unos ocho metros) es más barata que lo que usted paga por el parking de su automóvil. Ese barco que tiene unos 24 metros cuadrados de superficie de ocupación, en temporada alta, pagará entre 9 y 12 euros diarios, mientras que un coche de 5 metros ?lo que supone 12,5 metros cuadrados? está pagando entre 10 y 18 euros diarios por su plaza de aparcamiento. Saque usted sus propias conclusiones. Tener un barco en puerto supone, más o menos, la cuarta parte del coste de tener un coche en el aparcamiento.

Otro de los servicios que no suelen aparejar un pago extra es el de recogida de aceites, aguas de sentina y aguas sanitarias.

Respecto de la gasolina, gas y teléfono son suministros prestados por concesionarios (puede hacerlo el mismo puerto) y están sujetos a los precios de mercado.

Finalmente, mecánica, electrónica, carpintería, fibra y pintura, son servicios especializados, así como las varadas y botaduras. Algunos puertos los prestan directamente y otros lo hacen mediante empresas que se dedican a esos trabajos. Pero son extras, al igual que en tierra cualquier usuario tiene su plaza de aparcamiento, pero tiene que ir al mecánico o al chapista.

Existen puertos que ofrecen paquetes que pueden incluir, en la estadía, una o varias botaduras para revisión, así como una limpieza básica periódica. Otros, con el fin de abaratar los gastos de sus clientes, amplían los servicios de estos paquetes y los cobran con tarifas reducidas.
25
15

Suscríbete a nuestra
NEWSLETTER

Suscríbete
Participamos en